Estrategia de Posicionamiento Competitivo. ¡Es hora de marcar la diferencia!

Se llama posicionamiento al lugar que una marca ocupa, o que aspira a ocupar, en la mente del consumidor. El posicionamiento otorga a la empresa una imagen propia en la mente del consumidor, que le hará diferenciarse del resto de su competencia.

Definir una estrategia de posicionamiento de una marca es vital en los tiempos que corren. Cualquier empresa que no haga un esfuerzo por diferenciarse de su competencia y ofrecer un valor añadido a sus clientes, estará en un camino abocado al fracaso.

Cuando llevamos a cabo una estrategia de posicionamiento, es recomendable tener en cuenta los siguientes factores:

  • La diferenciación es un factor importante dentro del posicionamiento. Posicionarse junto a la mayoría no suele ofrecer ninguna ventaja.
  • El mejor posicionamiento es aquel que no es imitable, si los competidores pueden imitarlo en el corto plazo, perderemos la oportunidad de diferenciarnos.
  • El posicionamiento de nuestra marca tiene que proporcionar beneficios que sean relevantes para el consumidor.
  • La posición que deseamos alcanzar debe ser rentable.

“El posicionamiento de nuestra marca debe entenderse como un proceso de perfeccionamiento de nuestra marca, incremento de nuestro valor añadido y búsqueda de ventajas competitivas”

Principales estrategias de posicionamiento competitivo:

Atributo: La estrategia consiste en centrarse en uno o varios de los atributos de la marca. Cuantos más atributos intentes posicionar, más complicado te resultará posicionarte en la mente de los consumidores.

Beneficio: Esta estrategia se centra en el producto o servicio y se posiciona en base al beneficio que proporciona.

Calidad o precio: En base a la relación calidad-precio. Aquí destacaría tres sub-estrategias:

  • La empresa que trata de ofrecer la mayor cantidad de beneficios a un precio razonable.
  • La empresa que se posiciona únicamente por un precio alto, como es el caso de las marcas de lujo y exclusivas.
  • La empresa que ofrece sus productos a un precio altamente competitivo y que compite en un segmento de precios bajos.

Competidor: Compara las ventajas y atributos de la marca con la competencia. (Somos mejores que otros en… o somos nº1 frente a…)

Uso o aplicación: Con esta estrategia se trata de posicionarnos en base a usos, situaciones o aplicaciones determinadas, para que el consumidor piense en nosotros en esas circunstancias.

Categoría de producto: Esta última estrategia se centra en posicionarse como líder en alguna categoría de productos. Ser conocidos por un producto en particular.

Errores comunes sobre el posicionamiento de marca:

Sub-posicionamientos: no somos capaces de presentar un beneficio principal y fundamental para los consumidores.

Sobre-posicionamientos: la proposición de valor se percibe de manera limitada o específica. Esto puede provocar que muchos consumidores piensen que la marca no se dirige a ellos.

Posicionamientos confusos: Se ofrecen dos o más beneficios que no son coherentes entre sí y se contradicen.

Posicionamientos irrelevantes: Ofrecer un beneficio que se dirige a una pequeña parte de nuestro target (consumidores) y no resulta rentable para la empresa.

Posicionamientos dudosos: Los consumidores no creen que la marca pueda ofrecer realmente el beneficio principal que presenta.

“Y ahora que ya sabes lo que es una estrategia de Posicionamiento Competitivo, ¿Cómo piensas ocupar tu posición en el mercado?”

También te puede interesar:

By | 2018-02-13T17:04:38+00:00 marzo 10th, 2016|Categories: Consultoría de Marketing|Tags: , , , |0 Comments