La finalidad del Plan Estratégico Comercial consiste en definir los objetivos, “el qué lograr”, y cuáles son las mejores acciones que deben llevarse a cabo para alcanzar dichos objetivos, “el qué hacer”.  

3 Aspectos clave para tu Plan Estratégico Comercial

Lo primero que tendremos en cuenta será el entorno de la empresa, por lo que realizaremos un análisis externo, obteniendo información para aplicar a nuestro Plan Estratégico Comercial.

  • Factores clave del mercado
  • Mercados estratégicos
  • Análisis de la competencia
  • Canales de venta más utilizados
  • Modelos de venta adaptados al cliente

Y un análisis interno de la empresa, en el que realizaremos una radiográfica interna para obtener un diagnóstico completo de la situación actual de la empresa.

  • Principales Clientes
  • Canales de mayor rentabilidad
  • Productos/servicios más valorados
  • Productos/servicios de nula o escasa rentabilidad
  • Análisis y evolución de la cifra de negocio y rentabilidad

Dentro de este análisis interno, hay que hacer especial hincapié en la Red Comercial, pues es el órgano vital de crecimiento y desarrollo de la empresa. Por ello se debe realizar un profundo análisis de la Red Comercial.

  • Evolución y situación actual del área comercial
  • Estructura organizativa de la red comercial
  • Análisis del coste/beneficio
  • Clasificación de los clientes y reparto del mercado
  • Reporting y análisis de datos

Después de realizar los análisis, llega el momento de transformar toda la información obtenida, definir los objetivos que queremos conseguir y elaborar los Planes de Acción para lograrlo.

Describe, desarrolla y ejecuta tu propio camino. Eres tú el que ha de dirigir a la Red Comercial hacia la consecución de los objetivos estratégicos que tienes marcados.

Puede que también te interese: ¿Por qué es esencial tener un Plan Estratégico Comercial en mi empresa?