El Presupuesto anual: elija el camino para su elaboración

Se acerca el momento del año en que toda empresa debe poner en marcha el mecanismo que culmine con la elaboración de los presupuestos anuales.
Como siempre decimos, el presupuesto debe ser la base para la definición de estratégicas operativas que contribuyan a conseguir los objetivos marcados a largo plazo, y de ahí su importancia. 
El presupuesto anual debe definirse como un plan de acción detallado, expresado en términos cuantitativos y que debe englobar los diversos aspectos de la actividad.
–    Qué es lo que se va a hacer
–    Quién lo va a hacer
–    Con qué medios materiales, financieros y humanos se cuenta.
Por ello, el presupuesto, bien utilizado debería constituir un verdadero instrumento de gestión, a todos los niveles de responsabilidad de la empresa.
Si tenemos en cuenta la técnica empleada para establecer las distintas estimaciones contenidas en los presupuestos, se pueden definir, entre otras, las siguientes técnicas presupuestarias.
–    Presupuestos Incrementales: Se estima que el comportamiento y las tendencias que han mostrado las distintas áreas y funciones de la empresa en el pasado que, estimamos van a mantenerse en el futuro. Es una técnica sencilla en su aplicación, pero no demasiado aconsejable ya que no solo mantenemos posibles errores e ineficiencias del pasado, sino que, además, las dotamos de cierto grado de crecimiento.

–    Presupuestos por Programas: Esta técnica establece una definición pormenorizada del conjunto de actuaciones (actividades, objetivos, recursos e indicadores de evaluación) que posibilitan la consecución de los distintos planes previstos para un ejercicio.

–    Presupuestos Base Cero: Es la técnica que ofrece mayores garantías de que los recursos van a ser asignados con criterios de racionalidad y eficiencia. Parte de la hipótesis de que cualquier actividad, en principio, puede ser eliminada, en tanto su acometimiento no justifique un beneficio e impone la necesidad de que, en cada ejercicio presupuestado, se revisen cada una de las actividades que deban ser acometidas justificándose cada partida de gasto destinada al acometimiento de las actividades seleccionadas como necesarias para la consecución de los objetivos marcados.

By | 2017-03-09T18:09:26+00:00 septiembre 21st, 2016|Categories: Finanzas y Control de Gestión|Tags: , , , , |0 Comments